Tratamiento de cimientos con humedad

Frecuentemente nuestras paredes se ven perjudicadas por horribles manchas de humedad y el descascarado de la pintura, pero no siempre esto se genera en ellas mismas, sino que son provocadas por el deterioro de las capas aisladoras horizontales de los muros externos que al deteriorarse ya no cumplen con su misión de impedir el paso de la humedad del suelo que asciende por capilaridad. Anteriormente la solución a este problema consistía en cortar por tramos la pared para reponer la capa aisladora, pero este trabajo es arduo, riesgoso y de alto costo.

Por ello es recomendable el uso de bloqueadores de humedad, que son productos líquidos de fácil aplicación y para la cual no se requiere herramientas especiales. Se debe picar los revoques hasta el ladrillo hasta una altura de 40cm. desde el piso a ambos lados del muro.

Antes se debe verificar la existencia de cañerías embutidas para evitar su daño y luego realizar perforaciones en la pared con una mecha de vidia de 20 mm. con una inclinación de 45° hasta llegar a los 2/3 del espesor de la pared (para paredes de 15 cm la profundidad del agujero será de 14 cm, para paredes de 30 cm. será de 28 cm. y para paredes de 45 cm. será de 42 cm.).

Luego moje los orificios con agua para limpiar los restos de polvo, dejar transcurrir aproximadamente 3 horas y aplique el bloqueador de humedad en los orificios por medio de un embudo o jeringa hasta que queden saturados. Luego de transcurridas 24 horas se repite la operación hasta saturar nuevamente.

Rellene los agujeros con concreto (una parte de cemento y tres de arena). Luego de transcurridos al menos siete días vuelva a cubrir los ladrillos con una capa de concreto de 6 mm. de espesor como mínimo con hidrófugo.

El rendimiento aproximado es de 1 lt. por metro lineal en paredes de 15 cm., 2 lt. en paredes de 30 cm. y 3 lt. en paredes de 45 cm.

Elementos que necesitará: 

 Mecha de vidiaEmbudoConcretoBloqueador de humedadHidrófugo