Cómo pintar con aerosol

La pintura en aerosol ofrece una solución rápida y sencilla para decorar y proteger diferentes objetos de la casa, incluso aquellos más pequeños o con áreas de difícil acceso. Bicicletas, rejas, postigos, entre otros, que con un método distinto resultan complicadas de pintar, con el aerosol pueden cambiar de apariencia fácilmente.

Cada temporada se suman al mercado más colores y productos en aerosol. Por ejemplo, pinturas metalizadas que imitan el oro y el cobre. También hay pinturas en aerosol para altas temperaturas, que toleran 500 ºC de forma intermitente y 300 ºC de forma continua por períodos prolongados de exposición al calor, y permiten pintar salamandras, parrillas, caños de escape, braseros o campanas de tiraje. También existen aerosoles 2 en 1 que contienen pintura antioxido.

Beneficios de pintar con aerosol:
1. No deja marcas de pincel ni de rodillo.
2. Llega a los lugares más complicados de alcanzar.
3. Al aplicarlo no salpica y seca rápido.
4. No hay que lavar pinceles ni rodillos.
5. Por tratarse de pintura sintética se puede utilizar sobre casi cualquier superficie.
6. Logra efectos decorativos de manera simple usando plantillas o stencils.

El aerosol contiene una parte de pintura, un propulsor activo y una parte solvente, por lo tanto antes de utilizar un aerosol siempre debes agitar su contenido con el fin de mezclar el solvente completamente con la pintura. Para eso debes sostener el aerosol desde el cabezal, agitando su extremo inferior de forma circular para evitar que se rompa la esfera de vidrio que se encuentra en su interior. Es importante agitar el envase como mínimo durante un minuto. Antes de comenzar se debe tener presente el principio nro 1 y por otro lado cubrir todas las superficies que no desea pintar con cinta de enmascarar y diario.

Luego pinte aplicando la pintura desde una distancia de 30 centímetros, con el envase sostenido en forma vertical. Pintar varias capas delgadas para prevenir marcas de chorreo. Pintar en líneas rectas y horizontales, empezando y terminando cada línea afuera de la superficie. Es importante no intentar cubrir con la primera mano de pintura. Si es necesario dar una nueva mano, esperar que se seque la anterior y repetir el procedimiento pintando ahora en líneas rectas y verticales.

Para evitar que la lata se tape, descargar los restos de pintura que queden en la válvula, invirtiendo el aerosol y pulsando hasta que solo salga gas. Si la válvula se obstruye, se debe retirar y limpiar sumergiéndola en diluyente. 

Elementos que necesitará:

AerosolCinta de enmascarar